Cómo hacer y cocer pulpo gallego

Cómo hacer y cocer pulpo gallego

800 475 La Sirena Verde

El pulpo es uno de los ingredientes que conforman nuestra gastronomía, podemos incluso señalar que es uno de los más consumidos dentro de España, a pesar de su costo. Un poco menos de la cuarta parte del pulpo que se llega a consumir en toda España, es de origen gallego es decir que, proviene de Galicia.

El resto del pulpo que consumimos proviene de aguas de Marruecos y Mauritania, este molusco ha conseguido elevar sus precios por la gran demanda ejercida por parte del consumidor proveniente de lugares como Estados Unidos y Japón.

Son variadas las opciones que podemos encontrar en cuanto a recetas españolas que hacen uso del pulpo, algunos de estos platos son el pulpo a la gallega o pulpo a feira, nigiris de pulpo a la gallega, entre muchos otros. Lo cierto es que, no puede faltar dentro de nuestra gastronomía sobretodo en la gallega, la cual es muy bien conocida por su pulpo a feira. Dentro de la cocina asturiana también se estan presentes algunos platos que contienen dicho molusco.

Aquí en Casa Antonio por ejemplo, ofrecemos un delicioso pulpo a la brasa que te invitamos a probar en nuestro restaurante asturiano en Madrid. Aunque también puedes preparar tu propio plato de pulpo en casa. Si este es tu caso compartimos a continuación todo lo que necitas saber para preparar pulpo gallego a la perfección.

¿Cómo se prepara el pulpo para su consumo?

Hablemos de como cocer el pulpo y es que esta acción se puede llevar a cabo de dos modos. Una es con el método tradicional es decir, utilizando agua o, puede hacerse sin agua, veamos entonces como se lleva a cabo el cocido del pulpo.

Cocido de pulpo con método tradicional

Para esto se realiza lo siguiente: en primer lugar se pone una olla de gran tamaño con agua a hervir, cuando ya esté lista el agua tomamos al pulpo por la cabeza de forma tal que, sus tentáculos cuelguen y entonces se coloca al pulpo en el agua y lo sacamos rápidamente.

Hacemos esto tres veces es decir, metemos el pulpo por dos segundos, sacamos por cinco segundos y repetimos esto como ya dijimos, tres veces. A esto se le conoce también como “asustar al pulpo” antes de su cocción.

Este proceso deja al pulpo terso y evita que al momento de cocerlo se despelleje. Luego ponemos a hervir el agua nuevamente y esta vez colocamos el pulpo dentro y lo dejamos cocer con la olla destapada por unos 17 o 18 minutos por kilo de pulpo. Es decir, que si tenemos un pulpo de unos 2 kg, serian entonces unos 35 minutos cociéndose.

Una vez que pase el tiempo verificamos que esté listo, esto lo corroboramos en la unión de los tentáculos, incrustando un palillo, si está blando y el palillo traspasa sin problemas, significa que está listo. Una vez que finaliza la cocción, dejamos reposar el pulpo en el agua por unos 15 o 20 minutos. Algunos en este proceso le colocan laurel o una cebolla, esto es a gusto de la persona o simplemente no se le agrega nada.

Cocer el pulpo sin agua

¡Cocinar el pulpo sin agua! ¡Si así es! Este sería el otro método por el cual podemos cocer el pulpo y se realiza de la siguiente manera.

Lo primero que podemos señalar de este método es que con él se logra cocinar al pulpo en sus propios jugos, lo cual permite que adquiera un delicioso sabor y además, se logra obtener un caldo altamente concentrado con un sabor intenso. Con este caldo podemos cocer unas patatas y también, podemos utilizar como base para guisos que queramos preparar después.

Para cocer el pulpo sin agua utilizamos una olla de fondo grueso, que además contenga una tapa que pueda cerrar muy bien. Una opción puede ser la olla exprés pero colocando otra tapa que permita cerrar sin crear presión.

Ponemos a calentar la olla sin agua y una vez caliente, colocamos el pulpo entero y lo tapamos. Seguido a esto, bajamos la intensidad del fuego a un término medio y lo dejamos cocer la misma cantidad de tiempo como en el caso anterior, es decir unos 17 o 18 minutos por kg de pulpo. Algo que debes tener presente con este modo de cocer el pulpo es que, no se debe destapar la olla hasta el final, de manera que no se escape el vapor contenido en ella.

Si pasa el tiempo y al comprobar su estado se aprecia que esta todavía un poco duro, solo tenemos que tapar nuevamente y que se cocine por unos 5 minutos más. Aunque un buen número de personas les gusta el pulpo con consistencia blanda, el pulpo suele cocerse “al dente” algo tierno por fuera pero más duro en la fibras centrales.

Un pequeño truco que se puede utilizar para cocinar el pulpo y lograr evitar que este quede duro, es congelar por unos dos o tres días. Esto hace que el frio rompa sus fibras, o también puedes utilizar el método tradicional de darle varios golpes al pulpo. Luego de todo esto, podemos tomar al pulpo y crear todas esas deliciosas recetas que conocemos con este molusco como protagonista.

Ya sea en un restaurante asturiano en el barrio de La Latina o simplemente preparándolo en casa para ofrecer a tus amigos y familiares, el pulpo es perfecto para crear un plato delicioso.

Dejar una Respuesta