El misterioso y fascinante mundo de las gambas

Cartel Blog Sirena

El misterioso y fascinante mundo de las gambas

Si miramos por nuestro bolsillo no cabe duda de que, entre adquirirlo fresco o bien congelado, la segunda es opción es mejor, no sucede lo mismo con los aspectos nutricionales y gastronómicos

¿Dónde comprarlo?
Si lo que quieres es gozar del mejor sabor y textura posibles, es mejor adquirirlo fresco, si bien no es por mucha diferencia. La peor opción es comprar como fresco un marisco que no lo es tanto. Aconsejan adquirirlo siempre y en todo momento con piel, pues da más sabor. Otro motivo que lo hace recomendable es que el aspecto exterior es buen medidor de la calidad del género. Si la piel está refulgente (da lo mismo si es más rosada o bien más blanquecina) es buena señal. Poder ver los ojos asimismo nos interesa: los más frescos los tienen negros y refulgentes.

Otro detalle: al tacto, el marisco más fresco es flexible (puedes doblarlo sin esmero y vuelve a su aspecto abombado original).

Si compras las gambas o bien los langostinos congelados (o bien si los vas a congelar) es mejor que el tamaño sea grande, por el hecho de que pierden menos en el proceso.
Si te fijas en el surtido de congelados, vas a ver que hay menos variedades de pescado que en el mostrador de la pescadería. Esto es por el hecho de que no todas y cada una de las especies se preservan con sus propiedades. Además de eso, los procesos hoy en son muy fiables, el género se acostumbra a congelar en exactamente los mismos navíos en que se pesca. Si tienes dudas de la cadena de frío o bien estás lejísimos de donde se ha capturado el marisco, seguramente es mejor adquirirlo congelado.

Si lo compras fresco un tiempo, consulta las instrucciones de tu congelador para saber cuánto tiempo puedes guardarlo. Mételo siempre y en toda circunstancia en un envase al vacío (pídeselo al pescadero si sabes que vas a tardar en consumirlo) o bien cuando menos evita que haya ninguna zona expuesta al frío directo, por el hecho de que este lo oxidará y va a perder propiedades.

De qué forma descongelarlo

A fin de que se descongelen a igual velocidad por doquier, si están en un envase hermético lo mejor es que metas este, sin abrir, en agua fría. Si no están bien cerrados, ponlos en la nevera un día entero en vez de sacarlos a temperatura entorno, y ten cuidado con que no se empapen en el agua de la descongelación: ponlos sobre una reja con un plato debajo o bien afín.

Es esencial que el marisco esté completamente descongelado cuando comiences a cocinarlo (o bien a comerlo, claro). Si procuras hacerlo a la plancha y el interior está ligerísimamente duro, el resultado va a ser penoso.

De qué forma cocinarlo
Para cocer tanto las gambas como los langostinos, ten presente que debes hervirlos solo unos minutos en agua salobre o bien van a perder su encanto. Como resulta lógico, cuanto mayores sean las piezas más tiempo precisarán. Al paso que una cigala precisa de un minuto y medio a 3 minutos, las gambas solo hay que cocerlas un minuto (desde que el agua rompe a hervir).

En lo que se refiere a los langostinos, conforme su tamaño debemos cocinarlos un máximo de 2 minutos. Conque ya sabes: nada de salir de la cocina ni distraerse o bien estropearemos uno de los platos más tradicionales y simbólicos

No hay que cortarse con la cantidad de sal, en verdad lo mejor es imitar el agua de mar. En los lugares ribereños, acostumbran a cocerlos en ella. En cucharadas, el equivalente serían aproximadamente 4 o bien 5 cucharadas soperas de sal por cada litro de agua.

Sírvelos del tiempo y, si los cocinas, procura que lleven hechos poco rato. Si precisas meter las gambas o bien los langostinos en el frigo, sácalos con tiempo
Es mejor meterlos en el agua fría y calentar agua y marisco al unísono, otras fuentes charlan de someterlo a diferentes procesos si has comprado el marisco vivo (echarlo en agua fría) o bien fallecido o bien congelado (en estos 2 casos, mejor echarlos en agua ya hirviendo).

Si son de calidad, vas a ver que al sacarlos se pelan de manera fácil.

De qué manera comerlo
Sírvelos del tiempo y, si los cocinas, procura que lleven hechos poco rato, por el hecho de que es como mejor saben.

¡Buen provecho!

No Comments

Post A Comment