La Gran Via se “estrenan” este verano

Blog-La-Sirena-Verde-La-nueva-gran-via

La Gran Via se “estrenan” este verano

Madrid va definiendo su proyecto de reforma de la Gran Vía, en el que estudia incluir carriles bici en las pendientes desde Plaza de España y Cibeles, además de la ampliación de las aceras. Las obras empezarán a finales de este año, se compaginarán con la próxima campaña navideña y van a estar listas en verano de dos mil dieciocho.

La Gran Vía de Madrid va a dejar de ser una calle de paso en el verano de dos mil dieciocho. Este verano estaremos en disposición de abrir esa nueva Gran Vía y que la gente la disfrute. El Ayuntamiento prevé una inversión de cinco millones de euros para la ejecución del proyecto, que comenzará con una partida de 800.000 euros este año.

El Municipio tiene bastante avanzado el diseño de la sección de la Gran Vía, que lucirá pavimento continuo. Dos carriles por sentido, uno para transporte público y otro para transporte de mercancias y residentes. Además, el proyecto que se va a proponer incluye un carril bici, un recorrido ciclista segregado del resto de carriles en sentido subida, porque es una calle con mucha pendiente, donde los corredores más experimentados pueden subir a buen ritmo, pero no el resto. El propósito es que un ciclista aficionado pueda utilizarla de una forma cómoda y sin verse en una situación comprometida.

Concretamente, va a haber carril bicicleta en ambos sentidos para subir las pendientes desde Cibeles y Plaza de España hasta la parte central y más llana de la Gran Vía. El usuario va a tener un espacio propio para subir en pendiente, mas en la bajada no. En la bajada, puede ir a un ritmo afín al vehículo, por el hecho de que hay que apostar también por la pacificación del tráfico. Las bajadas serán ciclocarriles, compartidos con el tráfico privado.

Con esta reducción de carriles de tráfico (uno por sentido), la Gran Vía va a estar absolutamente integrada en el Área de Prioridad Residencial (APR) que está prevista para el distrito Centro y que podría ponerse en marcha al unísono que concluyan las obras de esta céntrica arteria. Hay que comprenderla en el proyecto global, descartando que la Gran Vía vaya a suponer una división de la gran APR en dos zonas. Debe de ser una calle para el desplazamiento en transporte público y peatonal. También para residentes de la zona y para solucionar la carga y descarga. Es una calle en la carga y descarga tiene gran peso pues sirve a comercios de todo el entorno, no solamente de la Gran Vía. Esa función debe de mantenerla y reforzarla.

No Comments

Post A Comment